¿QUÉ PASARÁ CON EL ARMENIO?

Con una cláusula de salida para el 30 de junio, la continuidad de Mauro Guevgeozián es un interrogante.

Lo cierto es que hasta no definir contractualmente su futuro, nadie quiere apurarse a decir nada, dado que en otras situaciones todo parecía resuelto de palabra para luego quedar en la nada.

¿La última palabra? Sin dudas la tendrá el jugador, en base a las propuestas que maneje y lo que defina respecto a su carrera.

También es concreto que tras los pasos fallidos por Newell´s y Belgrano, en la institución que mejor rindió fue en Temperley.