«LA IDEA ES QUE QUE CUANDO UN LECTOR PIENSE EN DON JULIO, VAYA HACIA ESTE PRODUCTO Y NO A OTRA COSA»

El Licenciado en Comunicación Social Ariel Bargach es periodista de la sección América Latina en la agencia TÉLAM y docente de Periodismo Gráfico en la UNLZ, tiene una columna en FM Palermo y es uno de los miembros de la cooperativa que lleva adelante el libro-revista Don Julio, que ya lleva cuatro números contando historias de fútbol.

El Licenciado en Comunicación Social Ariel Bargach es periodista de la sección América Latina en la agencia TÉLAM y docente de Periodismo Gráfico en la UNLZ, tiene una columna en FM Palermo y es uno de los miembros de la cooperativa que lleva adelante el libro-revista Don Julio, que ya lleva cuatro números contando historias de fútbol.

En esta nota con InfoLomas cuenta cómo se desarrolla el trabajo entre todos los que forman parte de la publicación.

-¿Cómo nace la idea de hacer Don Julio?

No estuve en el grupo inicial, pero se pensó la revista-libro como un producto en el que el fútbol sirviera para contar buenas historias. Eran 4, dos periodistas y dos fotógrafos, de los que ahora quedan los periodistas, Fede Bassahun y Nacho Fusco. Ellos hicieron todo a pulmón en los dos primeros números, y en el tercero se quedaron sin energía. Pero la repercusión fue muy buena. Todo el mundo elogió el producto, así fue que se propusieron seguir, aunque armando un grupo. Escribí en el segundo y el tercero, y desde este año nos organizamos como cooperativa. Somos 10, con la decisión de hacer dos revistas por año, en septiembre y marzo. Discutimos mucho cada sumario y la tarea de cada uno.

A mí me convocaron desde el número 2. Escribí en ese y en el 3. En el 4 hice tareas de editor, y vuelvo a escribir en el 5. Solemos bromear con que tenemos el delivery más grande del mundo. Las revistas se piden en www.revistadonjulio.com o a pedidos@revistadonjulio.com, y las hacemos llegar.

-¿Cuál es la razón del nombre?

Es la pregunta del universo. Es una suma de razones. Por un lado, concentra todo el fútbol argentino de los últimos 40 años. No había otro concepto tan fuerte. Por el otro, también es una pretensión: queremos ser todo lo contrario. La idea es que a mucha gente, la que nos lea, Don Julio después lo lleve a este producto y no a otra cosa. En el editorial del número uno está explicado: somos su apodo para ser su errata. De hecho, el apellido Grondona no aparece nunca, en ninguno de los 4 números.

-¿Cómo ves el periodismo en la actualidad?

Está en un momento raro, de cambio, de revoltijo, sin que se vea bien hacia donde. Esto abre posibilidades. De alguna manera, Don Julio también se propone combatir de alguna forma esa cosa de la desesperación en la que todo debe ser veloz, ya y urgente. Queremos rescatar el placer de leer lento, de los textos para saborear, de las buenas historias. No cuestionamos lo que podríamos llamar periodismo deportivo tradicional, pero no somos eso. Ni si quiera tengo claro si lo nuestro es periodismo deportivo. Hubo gente que nos dijo que es una revista de fútbol, pero a la vez no. Hay algo de eso.

COMPARTIR

MÁS NOTICIAS