COMENZARON LAS OBRAS DE DESOBSTRUCCION DEL ARROYO GALINDEZ

Con el objetivo de mejorar el escurrimiento en la cuenca alta y evitar inundaciones en Turdera, Temperley, Lomas y Banfield, se están llevando trabajos integrales de limpieza en celdas del cauce a la altura de los municipios de Lanús y Avellaneda.

Con el objetivo de mejorar el escurrimiento en la cuenca alta y evitar inundaciones en Turdera, Temperley, Lomas y Banfield, se están llevando trabajos integrales de limpieza en celdas del cauce a la altura de los municipios de Lanús y Avellaneda.

En el marco de las acciones de saneamiento del Arroyo Galíndez, el Municipio de Lomas de Zamora, junto al Estado Provincial, se encuentra emprendiendo una obra clave para mejorar la situación hídrica en toda la cuenca alta que recorre las localidades de Turdera, Temperley, Lomas y Banfield.

«La desobstrucción del Arroyo Galídez es un pedido de los vecinos. Por eso, desde el Municipio realizamos todas las gestiones necesarias para poder concretar los trabajos», aseguró el Intendente Martín Insaurralde, que había presentado el proyecto de la obra al Estado Provincial.

Las tareas, que recientemente dieron inicio, consisten en trabajos de desobstrucción y limpieza integral de celdas del entubado que se encuentran tapadas por basura y que impiden el buen escurrimiento del agua, a la altura de los municipios de Lanús y Avellaneda.

Las acciones comenzaron en un predio ubicado en la calle Deheza y Coronel Bueras, en Lanús, y se realizarán a través de máquinas de retropalas, que poseen una dimensión especial para entrar al canal y realizar eficientemente la desobstrucción y limpieza de las cuatro celdas que lo comprenden. En este sentido, el secretario de Obras y Servicios Públicos del Municipio, Pablo De Rosa, visitó el lugar y conversó con los vecinos.

Los trabajos se extenderán a lo largo de más de 1200 metros de longitud y finalizarán ya en el Partido de Avellaneda, en la intersección de la calle Casacuberta con el Arroyo Sarandí donde ya el canal posee dos celdas. Allí, es donde desemboca el arroyo Galíndez y se descargan finalmente las aguas provenientes de su cuenca.

Para poder realizar estas obras, va a ser necesario romper el conducto existente para ingresas las máquinas y así efectivizar la desobstrucción del canal. Es por ello que a lo largo de toda la traza de obra se construirán cada 150 metros bocas de acceso de máquinas, para que periódicamente se puedan realizar a futuro tareas de limpieza y mantenimiento del conducto, sin la necesidad de romper la estructura.

Asimismo, el proyecto de obra incluirá acciones complementarias de limpieza y reconstrucción de sumideros y bocas de tormenta, que en esa zona drenan el agua hacia el cauce del Galíndez.

De esta manera, con el desarrollo de esta obra se logrará ampliar la capacidad de escurrimiento en la cuenca alta del Arroyo Galíndez, lo cual mejorará la situación hídrica de miles de vecinos de Turdera, Temperley, Lomas y Banfield, que históricamente se vieron perjudicados por las inundaciones. “Una vez finalizada la obra vamos a lograr duplicar la capacidad de escurrimiento actual”, concluyó Insaurralde.

COMPARTIR

MÁS NOTICIAS