CONTROLES DE NARCOLEMIA PARA LOS CHOFERES DEL MUNICIPIO

Se hacen exámenes a conductores de transporte liviano y pesado, que prestan servicio en las Delegaciones y dependencias del Municipio. 

El Municipio de Lomas de Zamora implementó una nueva medida de seguridad a los choferes de transporte liviano y pesado, que trabajan en las Delegaciones y dependencias del Municipio. En esta oportunidad, se incorporó un detector de narcolemia, que determina si un conductor se encuentra bajo los efectos de alguna sustancia que inhiba o altere las facultades para manejar un vehículo.

Los controles son aleatorios y buscan garantizar el buen cumplimiento de las tareas y la seguridad de los vecinos y empleados. 
Las mediciones son tomadas por los inspectores de la Dirección de Tránsito, junto con los miembros de la Dirección de Transporte, ambas pertenecientes a la Secretaría de Gobierno. 

El dispositivo utilizado es el “Drug Test 5000” y opera tomando una muestra a través de una boquilla especial, de forma similar a la de alcoholemia, pero aún más precisa. 

El artefacto se coloca en la boca durante 2 minutos y la muestra obtenida se dispone en un lector que realiza el análisis y emite un ticket con los datos personales.  El aparato detecta 6 tipos diferentes de estupefacientes, entre los que se encuentran marihuana y cocaína. 

COMPARTIR

MÁS NOTICIAS