«CUANDO UNO CORRE ESTA SÓLO, Y ES LA PROPIA CABEZA LA QUE TE MOTIVA A NO PARAR»

La futura licenciada en administración y contadora pública, Sofia Poliszczuk, tiene 22 años, jugó durante doce al vóley, hoy se dedica al running y en esta nota con InfoLomas, cuenta qué diferencias encuentra entre las dos disciplinas.

La futura licenciada en administración y contadora pública Sofía Poliszczuk tiene 22 años, jugó durante 12 al vóley, hoy se dedica al running y en esta nota con InfoLomas, cuenta qué diferencias encuentra entre las dos disciplinas.

-Antes del running jugabas al vóley, ¿cómo fue esa experiencia?

El vóley fue el deporte que hice prácticamente toda mi vida, empecé a los 8 y hasta los 20 pude jugar. La verdad que fue una experiencia muy linda, los torneos, los viajes, tuve la suerte de pelear dos ascensos con inferiores y uno con primera división. Conocer gente muy linda y festejar un punto abrazándote con tu equipo fue lo mejor para mí.  Ese deporte me formó no solo como deportista, sino como persona, sé que hay muchas aptitudes que las gané gracias a esto, desde el compromiso y la responsabilidad, hasta trabajar en equipo con todas las diferencias que puedan existir. Eso por ejemplo, hoy lo veo en el trabajo.

-¿Y cómo se dio el pase al running?

Fue este año. Cuando empecé a trabajar tuve que dejar de jugar, entre la facultad y el trabajo de oficina ya no tenía tiempo para seguir entrenando, pero después de dos años de vida sedentaria el cuerpo y la cabeza empezaron a pasar factura. Tuve situaciones que me tenían angustiada y esta vez no tenía una pelota para pegarle y descargarme, tenía que encontrar algo que con el poco tiempo que tengo en la semana me ayude a despejarme. Por suerte encontré un grupo con muy lindas personas y un entrenador (Diego Sigal) que es un genio, donde me sentí muy cómoda desde el principio.

¿Crees que el running se está imponiendo como una disciplina central?

Al menos en mi vida si. Como te comentaba antes, necesitaba volver a conectarme con el deporte y desconectar la cabeza de la rutina, y esto me ayudó muchísimo, incluso diría que me cambio la vida y ahora no quiero dejarlo. Me gusta mucho y tengo  varios objetivos en mente para los que quiero entrenar. Durante la semana, tengo más ganas de ir a correr que ir a la facultad, jaja. Y espero con ansias el fin de cuatrimestre para poder entrenar más de dos veces por semana como lo estoy haciendo ahora.

¿Qué diferencias encontraste entre el vóley que es un deporte en equipo con el Running que si bien hay competencias en equipo es más personal?

Creo que una de las diferencias es la competencia. En cualquier deporte queres ganar, en vóley tenes un rival y salís a buscar el triunfo, pero en running lo veo como una cuestión de auto-superación, competís con vos mismo buscando aumentar kilómetros o bajar el tiempo en la próxima carrera,  esa creo que es la principal diferencia. Por otro lado, como el vóley es un deporte en equipo, tenes la sensación de apoyo en todo momento de parte de tus compañeros, el entrenador y la hinchada hasta cuando vas 20-10 abajo. También podes festejar con tu equipo punto a punto; y si por ejemplo no llegas a una punta con el bloqueo, le pedís al otro que se quede mientras vos te quedas cubriendo las otras dos.

Ahora, si bien tengo la suerte de estar en un equipo que transmite una muy linda energía, tanto durante los entrenamientos como antes y después de una carrera, mientras corres estas vos solo, sos vos tu propio apoyo y cuando empezas a sentir que no tenes más piernas para correr, tu cabeza te dice “tenes que seguir”, y recién cuando llegas podes compartir esa felicidad de haberlo logrado tanto con tus compañeros como con tu entrenador o quien te este acompañando.

COMPARTIR

MÁS NOTICIAS