DANIEL CORRADO, UN BATERISTA LOMENSE CON OFICIO

Próximo a encarar su tercer gira por Europa con el grupo lomense Tres Latin Jazz, se posiciona como uno de los músicos más destacados de la zona.
_CAM4051Próximo a encarar su tercer gira por Europa con el grupo lomense Tres Latin Jazz, Daniel Corrado se posiciona como uno de los músicos más destacados de la zona. Integrante de reconocidos proyectos como El Choque Urbano o Tanghetto, la música lo llevó a viajar por más de 120 países. En esta nota con InfoLomas nos cuenta sus experiencias y expectativas de cara a este año.
 
¿Quién te puso los palillos en la mano? ¿Cómo fue ese momento? De ahí no paraste más…
Mi hermano Gustavo fue el que me enseño cómo tocar por primera vez. Yo era muy chico, no recuerdo si tendría cinco o seis años. Desde ese entonces no paré. A los ocho años ya estaba tocando en vivo. Solía tocar sólo dos canciones en la cual una de ellas había un pequeño solito de batería. Casi ni se me veía detrás de la batería, ja ja.
 
¿Dónde te formaste? ¿Pensás que siempre se puede aprender un poco más?
Mi formación principalmente fue autodidacta, escuchaba discos y trataba de descifrar que hacían el baterista y el percusionista. Después me formé con Omar Belmonte, Quintino Cinalli, Pepi Taveria, Pipi Piazzolla, entre otros.  El músico nunca termina de estudiar y de aprender. Siempre hay que aprender cosas nuevas, escuchar los consejos de otros músicos y tomarlo como criticas constructivas. Sobre todo, hay que sentir mucho lo que uno está generando con su instrumento. Es fundamental para poder transmitir la pasión que uno le pone. 
 
¿Qué viaje de los que hiciste gracias a la música destacarías y por qué?
Elegir un viaje entre tantos es muy difícil. Cada gira tiene algo distinto por varios motivos, no solo musical. En los viajes uno aprende muchísimo y encuentra gente maravillosa. La música me dio la oportunidad de conocer el mundo, sus problemas, sus costumbres, su cultura. Por eso siempre le estaré agradecido. Seria injusto elegir una ciudad, en este caso voy a nombrar dos: una es Estambul porque me encantó la ciudad y sus coloridos; la otra es Salerno, al sur de Italia, simplemente por estar muy cerca del pueblito donde nació mi abuela.
 
Sos un referente para todos los bateristas y músicos de Lomas, ¿Qué consejo le darías a los que están leyendo esta nota?
Consejos para dar hay varios, pero sobre todo les diría que se saquen varios prejuicios y que disfruten lo que tocan. Tenemos una oportunidad que no todas las personas tienen y eso hay que disfrutarlo. Otro consejo es respetar y escuchar a los músicos con trayectoria, ellos enseñan mucho más que cualquier método. Tocar con pasión es mi consejo principal, sino no tiene sentido.
 
¿Cuáles son tus expectativas para este 2017?
Expectativas para este 2017 hay varias, pero sobre todo con Tres Latin Jazz, grupo con el que este año grabaremos otro disco y en pocos días realizaremos el tercer tour por Europa. Ya estamos proyectando la gira del 2018.
 
Has tocado en el Teatro del Municipio y en varios ciclos de Cultura Lomas, ¿Cómo ves el panorama cultural local en relación a lo que se hace desde la gestión?
Me encanta tocar en el Teatro, hay buena acústica, buen sonido y luces y, sobre todo, buena predisposición para trabajar. Es muy importante que el Municipio nos brinde todo su apoyo, para los lomenses tener esa posibilidad es ideal. Hay muchas actividades y cursos gratis para todos, eso hace que el artista pueda dictar clases y trabajar. Tenemos increíbles artistas de todas las ramas en Lomas, artistas plásticos, bailarines, músicos, actores, etc. 
 
Tocar la batería para vos significa…
Mucho. Es mi forma de vida, mi pasión, mi trabajo, mi pasatiempo, mi descarga, mi conectar con el universo, mi meditación y mi conexión con muchas personas sean músicos o no.

COMPARTIR

MÁS NOTICIAS