«DESDE NIÑA SUPE QUE MI CONEXIÓN CON EL TEATRO IBA A SER ETERNA»

Lucía Manrique es una lomense que actualmente se presenta con diversas obras y que desarrolla una vasta tarea pedagógica mediante sus talleres de actuación.

IMG_5678Lucía Manrique es una lomense que actualmente se presenta con diversas obras y que desarrolla una vasta tarea pedagógica mediante sus talleres. Entre ellos, participa del nuevo taller de Teatro Integrado que se desarrolla los lunes en el Teatro del Municipio. En esta entrevista con InfoLomas nos cuenta sobre su amor por el teatro y su visión sobre la actividad artística en Lomas de Zamora.

 

¿Cuándo supiste que tu vida sería la actuación?
Desde niña actuaba, escribía y dirigía pequeñas obras para mostrar a familiares o vecinos. Era lo que más me divertía. Cuando crecí, fui a mi primera clase a los 16, en el Teatro de las Nobles Bestias, con Alfredo Badalamenti. Desde ese día, supe que mi conexión con el teatro iba a ser eterna.
 
¿Cuál es la relación entre ejercer esta profesión y enseñarla?
La relación es totalmente recíproca. Acompañar en este camino pedagógico a cada persona que se acerca a mis clases me hace ser consciente día a día de la enorme transformación física, intelectual y espiritual que produce el Teatro. Además, el observar los procesos teatrales de las personas es un excelente entrenamiento para actuar y dirigir. Por otro lado, considero que es fundamental mantenerse siempre en actividad. No dejar de actuar y producir me brinda mayor cantidad de herramientas para enseñar. 
 
¿Cuál es tu visión del panorama artístico local?
El conurbano sur alberga gran cantidad de talentos artísticos. Las propuestas son múltiples y de una gran riqueza. Los espacios se renuevan, se fortalecen y producen constantemente. Sin embargo, la crisis actual afecta, entre otros, al consumo cultural. Nosotros como pueblo debemos entender que la cultura no es un consumo ocioso, un pasatiempo más, sino que es vital para nuestras vidas, fundamental para nuestra formación como seres humanos. 
 
¿El actor crea realidades? ¿En qué te sumó a vos el teatro?
El actor tiene el poder de reproducir la realidad, criticarla, mejorarla, despreciarla y también, de crearla de nuevo. Este poder es infinito. El Teatro me permite dar vida a todo aquello que siento y pienso, y que pueda recibirlo cualquier persona que asiste a una sala o que está de paso por una plaza o una peatonal. El Teatro nace de las necesidades humanas para dar alivio, esperanza o inducir a la acción. Actuar entonces implica una gran responsabilidad. Hubo obras y actores que han cambiado mi vida y mi forma de ver el mundo. No sólo a mí. A millones a lo largo de la historia. Por eso el actor debe ser virtuoso pero también comprometido con su público. Ser generoso, dar lo mejor de sí, física y espiritualmente. No debemos confundir el arte del actor con cualquier hecho escénico. Aunque el “mal ejercicio”, se presenta mucho más en productos televisivos masivos. Muchos se confunden y exigen o producen teatro que pretende parecerse a la televisión. Pero el hecho teatral es mucho más profundo. Se actúa en el mismo tiempo y lugar en el que se encuentra el espectador, y todo lo que sucede está pasando aquí y ahora. Esto conforma un hecho colectivo de enorme poder. Es una verdadera lástima desaprovechar ese instante sagrado con chistes fáciles para conseguir el aplauso rápido. Con esto subestimamos al público y al arte. Y los actores, junto con el público, somos capaces de mucho, ¡de muchísimo! Por eso a veces se vuelve tan peligroso para algunos dirigentes y debemos luchar contra la subestimación.
 
¿Proyectos próximos y deseos para lo que viene?
Con mi dúo de danza y clown, “Las Hijas de Pandora”, que formo con mi compañera Martina Cordara, haremos funciones en mayo, en el Teatro de las Nobles Bestias de nuestra obra “Perfeta”, que es una crítica a las exigencias de la sociedad. También estamos ensayando la nueva versión de nuestro infantil para vacaciones de invierno, “El juego de las baldosas”.  En abril volveré a actuar también, por tercer temporada, en “Antes de Antes” y “Negro sobre negro”, dos hermosas obras que presentamos bajo la dirección de Marcelo Savignone en el Teatro Belisario. Por otro lado, por sexto año consecutivo continúo con Juan Mako dando clases de Teatro en la Biblioteca Mentruyt, con nuestros talleres a los que llamamos “La Jugada”.También espero que se sumen alumnos a los talleres de teatro integrado “Verte volar”, bajo la dirección de Marcelo Domínguez, que se brindan en Lomas de Zamora y Almirante Brown.

COMPARTIR

MÁS NOTICIAS