FINALIZÓ LA OBRA DE REFUERZO DE AGUA POTABLE EN FIORITO

El Municipio y AySA concluyeron la construcción de una cañería complementaria, con el objetivo de mejorar el servicio para más de 100 mil vecinos.

En el marco de un programa que busca mejorar el servicio de agua potable en Fiorito, el Municipio de Lomas de Zamora, junto a la empresa estatal Aguas y Saneamientos Argentinos (AySA), concluyó la construcción de una nueva red primaria de refuerzo que beneficiará a más de 100 mil vecinos.

El agua que brindará mayor presión a la zona provendrá desde la Estación Elevadora de Flores, ubicada en Capital Federal, y por lo tanto se conecta al Distrito con una cañería especial que atraviesa el Riachuelo, que también ya fue finalizada.

Lo único que resta para poder conectar esta nueva cañería a la red de agua existente es que se finalicen las obras del lado de Capital Federal. Una vez concluidos estos trabajos, se dotará a la zona de Fiortio con un mayor caudal de agua potable.

Las cañerías de refuerzo en Lomas tienen un diámetro de 500 milímetros y un recorrido total de 2400 metros, en la siguiente traza: desde el empalme en el Camino de la Ribera Sur y Conesa, continua por Ribera Sur hasta Larrazabal, desde aquí hasta Necol, y seguirá por Necol hasta El Plumerillo. El proyecto también contempla la instalación de válvulas y cámaras de desagüe e inspección y el empalme principal se realizó en la intersección de Larrazabal y Pilcomayo.

De este modo, una vez finalizada la conexión de la red en Capital con la Estación de Flores, la nueva cañería se conectará al sistema de agua potable existente, lo cual posibilitará una mayor presión y garantizará así un mejor servicio a todos los vecinos de la zona. Estas obras se realizan en el marco del crecimiento poblacional que se está dando en los distintos barrios de Lomas de Zamora y que hace necesaria una mejora de la presión en los barrios.

COMPARTIR

MÁS NOTICIAS