LA VUELTA A CASA DEL GRAN GOLEADOR

Tanto Darío Cvitanich como Renato Civelli le pusieron en gancho a sus respectivos contratos.

Un día feliz se vivió en el predio de Banfield. Es que tanto Darío Cvitanich como Renato Civelli le pusieron en gancho a sus respectivos contratos.

El delantero de Baradero llegó bien temprano a Luis Guillón y con sus 32 años, firmó por 18 meses. «No puse pretensiones para volver porque entiendo la situación del club, estoy disfrutando mi regreso», manifestó.

«Julio (Falcioni) me conoce bien y sabe dónde puedo jugar para sumar al equipo», declaró.

Respecto al defensor, con 33 años, jugó además en Gimnasia de La Plata y en San Lorenzo en el fútbol argentino, mientras que en el exterior se desempeñó en Olympique de Marsella, Niza y Lille del fútbol francés y en Bursaspor de Turquía.

FOTO: Club Banfield.

COMPARTIR

MÁS NOTICIAS