«EL ARTE PARA MI ES LIBERTAD»

Carolina Fernández da clases de Flauta Traversa en dos Orquestas pertenecientes al Programa Nacional de Orquestas y Coros para el Bicentenario, es preceptora de la Escuela Secundaria n*48 de Budge y en esta nota con InfoLomas cuenta sobre sus inicios, el instrumento y el arte.

Carolina Fernández da clases de Flauta Traversa en dos Orquestas, pertenecientes al Programa Nacional de Orquestas y Coros para el Bicentenario, es preceptora de la Escuela Secundaria n*48 de Budge y en esta nota con InfoLomas cuenta sobre sus inicios, el instrumento y el arte.

 –¿Cuándo y cómo comenzaste a tocar?

Comencé a tocar a los 10 años en la Orquesta Infantil de Villa Lugano. El primer día que fui a la orquesta, probé casi todos los instrumentos y elegí flauta traversa porque me salió rápido el sonido y me enamoré del instrumento por sus colores en la melodía.

-¿Qué diferencia ves en la educación artística en relación a otras áreas? 

Podemos trabajar desde el orden y la inducción o desde el razonamiento y la creatividad, la expresión. Aprovechar las distintas miradas de la vida y del mundo, para poder llevarlo al ámbito institucional y aplicar el contenido.

Creo que el Arte es libertad, y allí es donde noto que el sistema educativo en el que nos manejamos, donde ejercemos la educación, no es correspondido a las necesidades de nuestros niños, adolescentes y jóvenes, y no va de la mano con la realidad, ni el contexto en el que viven.

Entonces, si trabajáramos con otra perspectiva desde todas las áreas se podría educar de forma más creativa, crítica, consiente, constructiva, libre y dinámica.

-¿Que representa la música para vos?, ¿Te parece que sirve como herramienta de inclusión?

El Arte plástico y la Música son todo para mí. La vida misma en distintos formatos, me acompañan, me llenan, son mi lugar. Por eso y por lo que veo día a día en las aulas, estoy totalmente convencida de que es una herramienta fundamental de inclusión, de expresión y de sensibilidad, donde cada ser puede notarse humano y sensible, sentirse capaz de crear.

Un verdadero paso para poder ganar nuestra propia batalla cultural. Un claro ejemplo de esto es el proyecto Orquestas y Coros para el Bicentenario que logró incluir y abrirle un abanico de posibilidades a miles de chicos a lo largo y a lo ancho de todo el país.

Por todo esto hay que seguir defendiendo y sosteniendo la lucha por una educación artística gratuita y de calidad en todas las escuelas. Desde nuestro trabajo, desde cada lugar, en cada instante.

COMPARTIR

MÁS NOTICIAS