RODRIGO BORDÓN, UN LOMENSE QUE SUEÑA A TODA VELOCIDAD

WhatsApp-Image-20160707Uno de los talentos que tiene en la actualidad el deporte de Lomas de Zamora emerge del atletismo. Rodrigo Bordón es un lomense de pura cepa que hace no mucho superó sus propias barreras en Santa Fe y, con sólo 14 años, sueña y trabaja pensando a futuro.

Desde hace poco más de un año, el atletismo forma parte de su vida, así como las instalaciones del Parque Eva Perón en las que entrena. Las pruebas que abarca son salto en largo, 80, 100 y 200 metros llanos, y también 300 y 110 metros  con vallas.

La última de ellas es su “prueba fuerte”, como él mismo describe y como sus números prueban, ya que en este 2016 rompió marca en los 110 metros con vallas en Santa Fe, con un tiempo de 14,88 segundos (viento negativo de 1,5). Además del buen rendimiento en la mencionada Copa de Clubes en suelo santafesino, también se destacó en los Juegos Bonaerenses 2015, los posteriores Juegos Nacionales Evita, en un Nacional en Concordia y en el Grand Prix en Mar del Plata, este último ya en 2016.

Luego de repasar su historia, Rodrigo cuenta su método: “Intento que mis entrenamientos sean de pura concentración. Hacerlo lo mejor posible”. En eso resulta una pieza esencial la profesora Marina Fernández, quien lo acompaña en las prácticas y en los viajes. “Me apoya y me banca en todo sentido, me siento muy bien con ella. Es como mi segunda mamá”, revela el joven atleta del Municipio de Lomas.

En el corto plazo, los objetivos son “un match internacional en Porto Alegre, Brasil, y luego ganar el Bonaerense para clasificar a los Evita”. Más allá, Bordón se anima a encender la ilusión: “Lo más importante, creo, es el Olímpico de 2018, al cual estoy convocado”. Se refiere a los Juegos Olímpicos de la Juventud, cuya tercera edición será en Buenos Aires en dos años y en la que se ilusiona con poder disputar una cita soñada nada menos que en casa.

A pesar de su juventud, Rodrigo imagina al atletismo como motor para el resto de su vida. Su anhelo máximo así lo confirma: “Mi sueño es poder ir a un Juego Olímpico y romper el record mundial en 110 vallas, que está en 12,80 y es de Aries Merritt”. Ese estadounidense, en 2012, estableció la marca que, hoy, un pibe de Lomas desea superar. Quizás, más adelante, haya una marca de un pibe de Lomas que otros sueñen con romper.

COMPARTIR

MÁS NOTICIAS