Romina Durso, una lomense con alma de deportista

Se llama Romina Durso, y con sus 34 años sigue tan apasionada con el deporte como desde niña. Juega al handball, fútbol y hace acrobacias.

Se llama Romina Paola Durso, y con sus 34 años sigue tan apasionada con el deporte como desde niña; es profesora de educación física y se dedica también a la gimnasia artística y las acrobacias.

De pequeña, con su madre fomentando la práctica de los deportes, comenzó precisamente con gimnasia artística y aeróbica; posteriormente fue el turno de la natación, el handball y el hockey.

Amor por los deportes

La misma Romina, nos comenta que “desde el colegio el profesor Fernando Nahas nos llevó al municipio de Lomas, en ese entonces conocido como Instituto Municipal del Deporte (IMDEP); recién comenzaba la actividad: era en el San Bonifacio, colegio que hoy todavía se utiliza para entrenamiento y partidos”.

Posteriormente, comenzó con las competiciones en la Asociación Sureña de Balonmano (ASBal), la asociación que controla y regula el balonmano en la zona sur del Gran Buenos Aires.

“En mi caso, en ASBal, competí en las categorías inferiores; y participé en la selección de la asociación, viajando a torneos de selecciones nacionales, todas experiencias muy enriquecedoras”, agrega Romina.

Así seguiría su historia: siempre aprendiendo, conociendo gente, distintos directores técnicos que aportaban algo nuevo a su formación.

Posteriormente, llegaría su pasaje a la Federación Metropolitana de Balonmano (Femebal).

durso

En el 2015, llegó a Temperley, donde logró el ascenso, para jugar, luego, “unos años más en Lomas, con amigas” como le gusta decir a Romina.

“El año pasado tuve la propuesta, de nuevo, de sumar para Temperley; tuvimos un primer año muy bueno, en donde pasamos al súper 4, algo nunca vivido en la casa del handball”.

Por último, también en el 2023, junto con sus amigas del IMDEP, y con la conducción de Gustavo Ibañez, ya jubilado, pero con las ganas intactas de dirigir a las “chicas de la Muni de Lomas”, se dieron el gusto de ser campeonas en la nueva Liga 25 de Octubre.

En cuanto al futuro, nos cuenta Romina que “hoy en día viendo a dónde sigue mi rumbo. Siempre sumando, seguimos aprendiendo; con el handball y el deporte como forma de vida”.

COMPARTIR

MÁS NOTICIAS