Un lomense desarrolló una bicicleta para un jugador de la Selección Argentina de tenis adaptado 

Federico Enríquez es un estudiante lomense de Diseño Industrial diseñó una handbike para el deportista de alto rendimiento Matías D'Agosto. 

Federico Enríquez es un estudiante de Diseño Industrial nacido en Lomas de Zamora que diseñó una handbike, en respuesta al requerimiento del joven deportista de alto rendimiento, Matías D’Agosto. 

La iniciativa tuvo al docente Pablo López, de la UNLa, como tutor y surgió en respuesta a la solicitud de Matías D’Agosto, integrante de la Selección Argentina de tenis adaptado. 

El desarrollo se dio a partir de la articulación entre la Comisión Asesora de Discapacidad y la Licenciatura de Diseño Industrial de la UNLa con la ONG «Grupo Artículo 24» de Educación inclusiva. 

El mismo Federico Enríquez se encarga de explicar que “la ONG solicitó el diseño y producción de una handbike para Matías. Justo en ese momento yo me encontraba recién arrancando a investigar para mi trabajo integrador final, en el cual originalmente iba a armar un prototipo de una silla de ruedas de atletismo. Pero Pablo López, que además de ser mi tutor y docente, es amigo, junto con Guillermo Andrade (director de la carrera), me propusieron cambiar el proyecto y acepté”. 

La handbike cuenta con un cuadro conformado por tubos de acero soldados al cual se suman muchas de las piezas de vinculación hechas de aluminio, todas diseñadas y fabricadas por el propio Federico. 

“El objetivo principal, más allá de ser para Matías, era que la puedan usar otras personas con discapacidad y con ello generar la participación en actividades recreativas, deportivas, de esparcimiento, siempre dentro de lo que es ciclismo adaptado o para-ciclismo”, agregó Federico. 

Matías D’Agosto tiene 20 años y es oriundo de Chivilcoy; hace siete años fue convocado por la Asociación Argentina de Tenis Adaptado para integrar la Selección Argentina en esa disciplina.  

Precisamente, Federico, y en relación con la satisfacción que le produjo ver a Matías sentado por primera vez en la handbike, destacó que “la cara de felicidad que tenía cuando la probó era increíble y todos los que estábamos presentes en esa primera prueba estábamos tan felices como él”. 

COMPARTIR

MÁS NOTICIAS